Un 22 de enero de 2008, fue encontrado inconsciente, boca abajo, en la cama de su apartamento del SoHo de Manhattan (Nueva York), el australiano Heath Andrew Ledger. Ayer, se cumplieron 10 años de su muerte.

Tras un mes de dudas, rumores y especulaciones que se publicaron en los medios ya que estos determinaban que su causa de muerte había sido suicidio, sin embargo la autopsia determinó que el actor, murió por una combinación de medicamentos que son utilizados para curar ansiedad, depresión, dolor e insomnio.

Heath tenía 28 años cuando murió.

Se trató de una muerte accidental, resultado del abuso de sustancias médicas. “Fue su culpa absolutamente. Él llegó a los medicamentos. No se puede culpar a nadie, es duro de aceptar, porque lo amaba”, comentó su padre Kim.

Michelle Williams, fue la pareja de Heath poor tres años, con quien tuvo a su hija Matilda Rose, hoy de 12, la actriz comentó en varias ocasiones que cuando lo conoció en el rodaje de Brokeback Mountain “él sufría de insomnio porque tenía un problema de ansiedad con episodios depresivos, lo que generaba que tomara medicamentos”.

Algunas de las películas que realizó: Las diez razones para odiarte, El Patriota, Monster’s Ball, Casanova, El secreto de los hermanos Grimm, Candy, I’m not There y El caballero oscuro, en la que interpretó al Joker, que le valió un Oscar póstumo como mejor actor de reparto en 2009. “La actuación de Heath roba la película por completo.